UN NUEVO Y EXTRAÑO "ECUMENISMO"

El Consejo Mundial de Iglesias

Enviar por correo electrónico

  • Ingreso inválido

    Separá cada destinatario (hasta 5) con punto y coma.
    Ej: nombre1@mail.com.ar;nombre2@mail.com.ar

  • Ingreso inválido

* Los campos "Destinatarios" y "Tu e-mail" son obligatorios.

La página se envió con éxito a braian@grupomono.com

Las relaciones entre la Iglesia y el protestantismo, habían sido de guerra durante los siglos XVI y XVII: las horribles guerras de religión. En cierto sentido, el horror de las guerras de religión va a engendrar en parte el secularismo del siglo XVIII. Si apareció un Voltaire es porque de algún modo los pecados de la Iglesia lo engendraron. No estaba exenta. Hablo de la Iglesia en sentido amplio: de nosotros y de los protestantes, de Calvino y Lutero también. Todos teníamos grandes pecados en ese punto.

A partir del siglo XIX hubo intentos de reconciliación. Ya con Leibnitz y con Boussuet, siglo XVII. Hay toda una historia de recuperar el diálogo, pero el tono era de una hostilidad abierta.

Es la guerra mundial, con la persecución de los católicos y de los protestantes militantes, que provoca un acercamiento. La verdad es que la mayoría de las iglesias protestantes fueron cómplices del nazismo. No sucedió eso con la Iglesia católica. Los mapas electorales de adónde tuvo éxito el nazismo y adónde no, son muy nítidos: el nazismo no penetró en la zona católica y dominó totalmente en las zonas protestantes.

Es después de la Secunda Guerra Mundial que empiezan las aproximaciones. En 1947 o 48 se funda el Consejo Mundial de Iglesias, hijo de varios movimientos que aparecieron en la inter-guerra. Se unen en una asamblea en Amsterdam. La Iglesia no envía a nadie entonces, pero más tarde manda observadores. Y comienza a producirse un diálogo en ascenso. Además había un movimiento eclesiológico muy hondo en el ámbito protestante y en el católico; ambos comenzaron a sentir el peso del anti-testimonio de la ruptura de la unidad de la Iglesia para evangelizar en el mundo.

Ahí empezó a cambiar el léxico. De herejes pasaron a ser "hermanos separados". "Hereje" quiere decir “el que selecciona en la totalidad”, y que por eso rompe la unidad de la Iglesia. Herejía es la selección de una parte de la verdad que se hace en un todo. "Hereje" no tiene un sentido malsano en su origen: lo va adquiriendo, Es una falsa selección de una parte, que se convierte en totalidad, sustituyendo a la totalidad.

En ese clima se invitaron protestantes al Concilio. Durante Juan XXIII y Pablo VI se multiplicó una corriente de ecumenismo optimista. Y en ese ambiente, aparecía la cola del diablo. Sobornaban a los que estaban en desasosiego. Había que encontrar una explicación a esto último.

Indice

Buscador en el sitio

Indicando palabras claves el buscador ordenará el material contenido en el sitio según la frecuencia en la aparición de la misma.

ALBERTO METHOL FERRÉ

ALBERTO METHOL FERRÉ

Biografía

Colabore!

Sugerencias, consultas, comentarios, envío de material nuevo.

Ver más

Este sitio reúne la producción intelectual de Alberto Methol Ferré. El material está clasificado bajo los siguientes ítems: Libros, Artículos, Conferencias, Cuadernos, Seminarios, Prólogos, Entrevistas, Artículos sobre Methol Ferré. Todo el material está disponible gratuitamente. Quien disponga de material que no se encuentre presente en el sitio puede colaborar a completarlo enviándolo al e-mail de contacto.